viernes, 18 de abril de 2008

texto argumentativo

NÚCLEO PROBLÉMICO Nº 2 - 3

¿CÓMO ARTICULAR MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN CON EL LENGUAJE Y LA CULTURA DE LA IMAGEN?

PREGUNTAS GENERADORAS


LA COMUNICACIÓN ES EL PROCESO EVOLUTIVO, CULTURAL EN LAS INDUSTRIAS DE LA SOCIEDAD

Al hablar de la sociedad del conocimiento viene a la mente que hasta fines de los años setenta las “e ideas fuertes”, las que hegemonizarón ese campo de estudios, respondieron más a un modelo de conocimiento instrumental que a un proyecto de comprensión, pero ese modelo se ha visto rebasado en los últimos años tanto por los procesos sociales como por los cambios en el terreno teórico. De un lado, la información y la comunicación han pasado a ocupar el centro en la configuración de nuevos modelos de sociedad. Del otro, esa misma centralidad esta nos permite implicar un serio replanteamiento de su sentido y razón; como una manera que utiliza el ser humano para plasmar su mundo interior, evidenciando su punto de vista sobre los medios masivos en su desarrollo, y su momento histórico en el que la comunicación sea hoy paradójicamente vinculada con el relanzamiento de la modernización, que vía satélites, informática, video procesadores, constituye la punta de la renovación industrial, gerencial, educativa y con la búsqueda de una racionalidad y otra que instrumental, la que emerge la experiencia de sociedad que entraña la frases comunicativas.

Sin embargó, hablan de cambios, pero no solo sociales sino al interior mismo de los recursos y horizontes epistemológicos de las ciencias humanas de la filosofía y el arte. De allí, nace la posibilidad de encontrar, los estudios de comunicación comienzan, por nutrirse de teorías informacionales en las que el proceso de comunicación se produce entre un emisor omnipotente y un receptor pasivo en la que la ubica el proceso de comunicación y desde lo que se construye los discursos sociales y los mensajes. (1)

De que, al terminar la segunda guerra mundial un equipo multidisciplinar de investigadores del MIT se propone repensar el desarrollo de las ciencias, porque reconstruye el mundo a través de otorgar características precisas frente a su creciente especialización; se da el proyecto de pensar su unidad a partir de el especio que consideran más fecundos, el de los “regiones fronterizas”. A demás, el equipo esta dirigido por el matemático Norbert Wiener y el neurofisiólogo Artur Rosenbluet, y en el participaron tanto biólogos y fiscos como psicólogos y antropólogos de la talla de K.Lewin y G. Bateson. En primer lugar, en el año 1948 Wiener publica cibernética y sociedad en el que escribe “si los siglos XVII y la primera parte del siglo XVIII fueron la edad de los relojes, y el fin de XVIII y el XIX las de las maquinas de vapor, el presente es la edad de la comunicación.

Por lo cual emprendía la tarea de repensar indisciplinariamente, desde la filosofía, la sociología y la historia, el universo de la cultura. Y también, en sus reflexión el proceso de comunicación jugará de terreno fronterizo desde de que ahora se hacen pensable las relaciones de la racionalidad tecnológica con la lógica de la mercancía. (2)

También se relevan aspectos en el que Adorno y Horkheimer acuñan y elaboran el concepto de industria cultural, con el que se desentraña el estatuto social de los medios de comunicación. Desde, este concepto moviliza, es la comprensión de la “unidad de sistemas” esto es, la forma en que la lógica de la mercancía engendra la unidad información de la cultura y la política.

Según, en los años sesenta el interés por los procesos y los medios de comunicación van ha ganar su legitimidad académica de los dos lados del atlántico. En norte América Marshall Mcluhan (1962- 1964) invierte el pesimismo de Adorno rescribiendo la historia de occidente a partir de los medios, desde el alfabeto, la imprenta y la literatura, a la fotografía, la radio, el cine y la televisión; como protagonistas de los cambios más decisivos. De esta manera, sobre la aldea global” y “el medio es el lenguaje”, Mcluhan supo meter en la reflexión la relación constitutiva de la cultura con la tecnosidad, la mediación que ella opera entre nuestros sentidos y el sentido cobra el mundo: la mediación orgánica (voz, gesto, tatuaje), mecánica (escritura, libro, maquinas), nerviosa (electricidad, radio y televisión) supo conectar la revolución electrónica con la recuperación de sentidos como el tacto, el olfato e incluso el oído, atrofiados por el imperio de la letra y el libro. Pero junto con ese aporte Mcluhan introdujo en el campo de comunicación un culturalismo que travestido de materialismo tecnológico, desconoce el espesor institucional de los medios, su ligazón a lo largo de la historia con el poder de su implicación con la conflictividad política y social. (3)

A partir de lo cual se configura una noción de medios centrad no en la tecnologías, no en la experiencia cultural que el entrecruzamiento de producciones culturales, procura, extensas, como los festivales de rock en verano que engloban celebraciones integradoras de comunidades enteras o puntuales como los eventos deportivos, los desfiles etc. las experiencias culturales son en la sociedad actual verdaderos rituales que transporta a los individuos más allá de la fronteras de la rutina cotidiana.
_______________________________________________________________
(1) tomado del material de estudio Pág. 1 a 170
(2) Ibíd.
(3) tomado del material de estudio Pág. 5

En el desarrollo de la tecnología han evolucionado los medios de comunicación en los años antepasados que estudian un papel importante para toda la humanidad y del mundo.

En el desarrollo de la tecnología han evolucionado los medios de comunicación en los años antepasados que estudian un papel importante para toda la humanidad y del mundo. Así como, en los avances tecnológicos, que asimilan la dominación por partes de grupos o entes que poseen el capital. También, unos de los aportes más certeros a la reflexión sobre las mediaciones tecnológicos en esta sociedad de fin de siglo, es el realizado por Roman Gubert (1985 – 1987). “en su larga investigación sobre el lenguaje y el discurso de la imagen (desde el homo pictor a la realidad virtual, de la fotografía y el cine a la inconosfera contemporánea), la dimensión material de la representación y la percepción icónica ocupan un espacio central”. Pero esa valoración de la tecnicidad de las imágenes no sustituye nunca las preguntas por la institucionalidad de los usos sociales y políticos de las imágenes de la misma manera que la tención constante a los cambios en la cultura cotidiana que media las tecnologías; está siempre atravesada por la investigación de las metodología contemporáneas alimentadas desde los imaginarios del discurso cientista tanto como del publicitario.

De hecho, la otra cuestión de fondo en los ochenta es el sentido de las relaciones entre comunicación y sociedad; la comunicación nos permite pensar los procesos de transformación de la cultura y reorganización de la política, sin caer en el comunicacianismo, esta tendencia hace de la comunicación el “lugar” donde la humanidad revelaría su mas secreto esencial, o en términos sociológicos, la idea que la comunicación constituye el contenido de la acción social.

De otra manera. Pues en un lenguaje o en el otro las centralidad de la comunicación en la sociedad; está recibido su legitimación teórica y política, del discurso de la racionalidad tecnológica que inspira la “sociedad de información” (4).

Según plantea Martín Serrano (1977, 1986) en su propuesta de “una teoría social de la comunicación basada en el paradigma de la mediación; de los intercambios entre sistema social y sistema de comunicación, siendo ambos a la vez interdependientes; las trasfusiones afecta al otro, autónomas de cada uno puede partir de la “iniciativa” de “intercambio”.

Finalmente poder explicar la evolución y el desarrollo histórico de la comunicación de masas para las leyes de la acumulación capitalista. Martín Serrano afirma lucidamente “que centrar el estudio de los medios de las ideologías es que darle el producto sin abordar la producción. Pues situar los procesos de comunicación en el nivel de una producción cuya dinámica y cuya lógica estaría en otra parte, seria ignorar que la historia social nos ha mostrado ya suficientemente”. Que los medios de comunicación se pueden dar cabida durante largo tiempo a innovaciones de la cultura, el arte de las costumbres, que la norma social tardará mucho tiempo en integrar y viceversa: cambios de la concepción del mundo que han penetrado la conciencia social, asumidos por el discurso de los medios. (5)

Además, de la parte electrónica de su trasmisión, existe un campo muy amplio que incluye no solo el estudio del lenguaje, sino además el estudio de los mensajes en el medio de manejar aparatos o grupos humanos, el desarrollo de las maquinas de calcular y otros autómatas similares, algunos reflexiones sobre la sicología y el sistema nervioso y una tentativa de enunciar una nueva hipótesis el método científico.

A principios del siglo XIX apareció en 1948, respondiendo a aciertos pedidos para que pusieran esas ideas al alcance de los profanos, publicada en 1950 la primera edición de cibernética y sociedad. De igual manera, desde entonces, el tema que consistía en esa época en unas pocas ideas compartidas por los doctores Clauden shannon, Wiener y norber Wiener, se ha convertido en campo permanente en la investigación.

Consiste en que solo puede entenderse las sociedad mediante el estudio de los mensajes y de las facilidades de comunicación de que ella dispone y, además, que, en el futuro, desempeñara un papel cada vez mas ponderante los mensajes cursados entre hombres y maquinas y entre maquinas y hombres y maquina a maquina.

En otras palabras, en lo que respeta a mi conciencia, percibo la misión de la orden y los signos de asentimientos que vuelven, para mi personalmente, que la señal en sus etapas intermediarias han pasado por una maquinas o por una persona carece de importancia de ninguna manera cambia esencialmente mi relación con la señal con el propósito de la cibernética desarrollar unas lenguas y unas técnicas que nos permita no solo encarar los problemas mas generales en comunicación y regulación, sino además establecer un repertorio adecuado de ideas y métodos para clasificar su manifestaciones particulares por conceptos. Damos el nombre de funcionamiento al contenido de que es el objeto de intercambio con el mundo externo, mientras que nos ajustamos a él y asemos que se acomode a nosotros donde, el proceso de recibir y utilizar informaciones consiste en ajustarnos con las contingencias de nuestro medio y de vivir de manera efectiva dentro del él.

En conclusión, las ciencias de la gramática y la retórica eran el meollo de la educación, y los estudios del lenguaje, estudio de las comunicaciones, vista de los fenómenos modernos, seria adelantos técnicos en la comunicación y las transformaciones radicales de trasmisión y reproducción. Las formas y estructuras básicas de los actos de expresión y comunicación; y el interés común y los hábitos divergentes, la necesidad. Como ocurre en toda comunicación, de escuchar de afirmar y expresar. Este proceso cultural, general era el espirito o la conciencia (aunque en sus formas posteriores este era un espírito humano y no divino, los procesos del lenguaje del gesto y de las ademanes, en la expresión e interacción; Las practicas del análisis estético contribuye a la capacidad para un análisis sostenido y detallado de las obras culturales actuales. (6)





























































_______________________________________________________________________________________________
(4)
www.universidadtoronto/centro de cultura y tecnología//comprensión en los medios cod.up./CTI.ecom.
(5)
http://MartinSerrano®maind to sistem our information city economic.ord.16° b/
(6) Ibíd.



1 comentario:

CARLOS A. GAMBOA dijo...

Aquí hay mejoría en el manejo de los referentes, pero aún faltan ajsutes...